Warning: A non-numeric value encountered in /home/ajibars2/public_html/pulserasid.com/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841

El encabezado de este artículo no es baladí. Estamos observando que de un tiempo a esta parte gran número de nuestros clientes están prefiriendo la tela como opción prioritaria para sus pulseras, a pesar del factor coste ya que, como es lógico, el precio de las pulseras de tela es algo más elevado que las de papel, vinilo u otro tipo de plásticos.

Este cambio en la preferencia en las pulsera de tela obedece, según entendemos, a varios factores que vamos a intentar enumerar, sabiendo que es del todo imposible penetrar en la mente de las personas, a la hora de tomar las decisiones que les llevan a elegir entre una opción u otra. Aún así hay unos hechos objetivos que creemos marcan esta tendencia de cambio.

Vaya por delante que el nombre pulseras de tela es un término genérico que agrupa tres tipos de pulseras:

– Las pulseras de tela bordada

– Las pulseras de tela sublimada

– Las pulseras de satén

Ya por si solo, estos tres tipos ofrecen una variedad de posibilidades que no encontramos en ninguna otra calidad de pulseras. Para entenderlo mejor vamos a enumerar sucintamente en qué se diferencian cada una de ellas.

Las pulseras de tela bordada son las que tradicionalmente podemos asociar al término pulseras de tela. Se trata de pulseras en tela poliéster bordadas con hilos de color, agradables de llevar, vistosas, atractivas y duraderas. Son resistentes al agua y de secado rápido.

Las pulseras de tela sublimada, también en tejido poliéster pero esta vez con la particularidad de no estar bordadas, sino impresas por sublimación. La impresión ofrece unas posibilidades de color y diseño que nunca podríamos obtener con el bordado. Al igual que las anteriores se trata de un tejido suave, ligero y cómodo.

Por último las pulseras de satén, su tejido de poliéster se caracteriza por ser mucho mas sedoso y suave que las anteriores, son incluso más agradables de llevar, elegantes, duraderas y, como las anteriores, de secado rápido. Se imprimen también por sublimación a todo color.

Huelga decir que a todas ellas se les puede añadir un chip de RFID o un código de barras o QR.

Una de las características más sobresalientes de las pulseras de tela, y que creemos fundamental a la hora de justificar el cambio, es su mejor imagen. Efectivamente estas pulseras son mucho más atractivas que las tradicionales de papel o plástico, aportan un plus de calidad, que indudablemente redunda en una mejor percepción y recuerdo del establecimiento o evento que las usa.

Por otra parte, al ser más cómodas de llevar y duraderas, muchos de los usuarios las mantienen en sus muñecas por más tiempo, incluso terminado el periodo de uso para el que fueron creadas. Esto produce en quien las usa, un refuerzo inconsciente de la marca que se las brindó.

A esto hay que añadir, y que también hemos observado, que al ser utilizadas como entrada en determinados festivales o eventos importantes, a los portadores de dichas pulseras les confiere un cierto estatus diferenciador respecto al resto que no las posee. Esta es una tendencia que creemos que en el futuro también se puede extender a otro tipo de establecimientos.

El material con que son fabricadas, la tela, combina mejor con la otra tela de los vestidos y visualmente es mejor aceptada. Producen indudablemente mucho menor rechazo que el papel o el plástico, cada vez más denostado.

Por último y aunque en menor medida, pero no por eso nada desdeñable, es que favorecen el aspecto fetichista que en mayor o menor medida poseemos todos los humanos. Las pulseras de tela son muy coleccionables y un estupendo recordatorio de un grato viaje, una estancia inolvidable o un festival histórico.

Como hemos dicho al principio, no pretendemos ahondar en el proceso personal para la elección de estas pulseras, pero si destacar algunas características que consideramos indudables de este gran producto y todo apunta que su uso se ira extendiendo en detrimento de otros tipos y posibilidades.

¡Comparte este artículo!

¡Comparte!